¿Sabes que lo que TE ATRAE de tu Pareja
dice MUCHO DE TI?

¿Qué te gusta de tu pareja?

Este es literalmente el testimonio de Jorge:

“Gracias a un terapeuta me di cuenta de que el asunto es que yo, aunque dijera que quería una pareja estable, realmente me horrorizaba la idea, y acababa atraído por mujeres que no paraban de viajar, que no querían tener hijos, que no consideraban importantes valores como la fidelidad…”

¡Impresionante!!!

Además, parece el mundo al revés.

Lo digo porque en este caso es él quien quiere una relación estable, y sin embargo, se encuentra con mujeres que no quieren establecer una familia. Y en mi experiencia, suele suceder al contrario.

Fíjate en su contradicción:

A Jorge le atraen mujeres con una visión de pareja muy distinta a la idea que él tiene, y termina averiguando que, en el fondo, lo que dice que quiere no es realmente así.

Muy seguramente por su educación y/o su entorno pensaba que lo que “debía” buscar era una mujer con deseo de tener un futuro familiar como él. Parece que de algún modo se convenció de esto. Su relación “debería” estar orientada a tener hijos y ser felices.

Una creencia heredada, que nunca contrastó conscientemente, y por lo tanto no descubrió hasta que sus parejas le sirvieron de espejo de su propia contradicción.

Parece que Jorge nunca se había planteado comenzar una relación para "ir viendo", ir conociéndose e ir disfrutando en común. Desde el principio las relaciones para él tenían un fin totalmente preestablecido.

Por eso no me extrañó cuando me comentó que sus relaciones terminaban siempre porque ellas eran demasiado raras o le dejaban acusándole de agobiarlas.

Todo tiene su lógica, ¿no te parece?

Jorge catalogaba a sus parejas de raras en cuanto no cuadraban con el modelo que él deseaba. Y se empeñaba en convencerlas a base de perseguirlas con el fin de que terminaran viendo las cosas como él.

¿Cómo logró Jorge vivir las relaciones de forma más saludable?

* Sólo cuando Jorge descubre que en el fondo le atraen otras cosas, empieza a permitirse relaciones que realmente le satisfacen. Con las mismas mujeres que antes, pero reconociendo que eso que ve en ellas le atrae y es lo que de verdad desea.

* Y sólo desde esta coherencia entre lo que busca y lo que le hace feliz, comienza a no exigir a sus parejas, deja de “controlarlas”, y empieza a disfrutar.

Una vez más queda claro que TOMAR CONCIENCIA es lo primero.

Y SER COHERENTE con lo que necesitas en una relación es lo segundo.

Esta es la combinación perfecta:

1.- Me doy cuenta de lo que yo pido a una relación y de lo que necesito.

¿Qué es para mí prioritario? cuanto afecto, intimidad, compromiso, compañía reclamo… Y a partir de ahí:

2.- Decido si la persona que tengo delante de mí tiene que ver conmigo.

Lo suficiente como para iniciar una relación.

Por supuesto que todo no se sabe desde el principio…

Ni tú sabes bien lo que quieres, ni sabes bien cómo es tu pareja, ni sabes hacia dónde irá lo vuestro, pero aun así, si vas con “los deberes hechos” mucho mejor.

Ya sabes a qué me refiero: CONCIENCIA y COHERENCIA.

Además, fíjate en una cosa…

Gracias a todas esas mujeres que terminaron con Jorge, y no se dejaron convencer de lo que no querían, él ha podido aclararse y conocerse mucho mejor.

Todo tiene su lado bueno...

Muchas veces creemos que el hecho de que me rechacen o de que mi pareja no termine convencida de lo que yo quiero, es una faena que nos gasta el destino. Cuando seguramente es la mejor de las oportunidades, porque nos permite descubrir quién somos y qué queremos.

Como siempre el de enfrente, en este caso la pareja, está ahí delante de nosotros haciéndonos de espejo.

Me gusta decir que mis parejas me han permitido ir aclarándome y haciendo mi propio camino, aunque pienso que algunas cosas me las podría haber ahorrado. :-)

Quizás ahora estés más preparado para responder a esta pregunta y ojalá tu respuesta te ayude a descubrir lo que deseas:

¿Qué te atrae de tu pareja?