¿Conoces el mejor truco para RELATIVIZAR?

relativizar

No quiero hacerte sufrir, así que te lo cuento ya...

Para mí PASEAR es la forma más sencilla de RELATIVIZAR

Pero no soy la única que piensa así...

Cansado de su propia historia, Roberto mira por la ventana y se deja llevar por el buen tiempo que hace.

Sale a la calle a dar un paseo. Sin rumbo pero sin excusa.

Se lleva con él esa sensación de “más de lo mismo” que le desagrada tanto. Esta mañana una vez más se siente así, y mira que le gustaría estar mejor, pero por lo visto hoy no toca.

Roberto ha leído que está demostrado que el sólo hecho de empezar a caminar estimula la producción de endorfinas en nuestro cerebro proporcionándonos placer y bienestar.

Hay muchas otras actividades que generan endorfinas, pero esta es la que tiene más a mano.

Así que vence la pereza porque sabe que...

Salir a la calle hace que tu atención cambie y dejes de centrarte en ti.

Lo que te está dando vueltas en la cabeza y todas tus sensaciones, pasan a un segundo plano. Tu vista te trae nueva información, tu cuerpo percibe otra temperatura... Al cambiar tu entorno todos tus sentidos se ponen en marcha y te cuentan lo que ven y lo que sienten, lo que notan y lo que huelen. Te lo cuentan todo.

Literalmente todo tú te pones en marcha.

¡Todo cambia cuando cierras la puerta y abres los sentidos!

A mí me gusta decir que en cuanto salgo a la calle o me subo al coche empiezo a RELATIVIZAR.

Te defino Relativizar:

Cambiar tu atención de lugar. Salir de tu burbuja. Dar vacaciones a tu cabeza. Romper tu propia rutina. Pasar de imaginar y suponer, a sentir. Evadirte de ti un ratito. Abandonar tu egocentrismo. Ampliar tu punto de vita. Abrirte. Observar. Ver lo que te rodea con distancia…

Seguro que hay muchas más definiciones, pero todas suponen “SALIR DE TU PROPIA HISTORIA”.

Yo he descubierto que:

Nada es tan grave, ni tan importante. Yo no soy el centro del mundo. Los demás tienen mejores cosas que hacer que fijarse en mí y hacerme la vida imposible. No me pierdo nada por abandonarme un momento. Esto de dejar de controlarlo todo no es tan terrible. En definitiva…

¡Descubro que hay más mundo!

Me esperan un millón de experiencias nuevas, y yo aquí ahogada en un vaso de agua, sin darme cuenta que...

  • La situación que estoy viviendo ahora es sólo un momento de mi vida que dará paso a otro.
  • Mis miedos me avisan, pero no quieren detenerme.
  • Mis preocupaciones no me dejan en paz porque necesito respuestas.
  • Mis dudas me alertan de que estoy a punto de explorar nuevos territorios.
  • Mis ilusiones me dicen que puedo lograr lo que quiero.
  • Y mis sueños insisten en que no me olvide de ellos.

Todo esto que existe dentro de mí, es tan real como lo que encuentro cuando salgo de casa.

Nada es más importante que el resto.

Lo de dentro y lo de fuera se igualan cuando relativizo.
Este es el milagro
.

Pero... ¿qué ha sido de Roberto y su paseo?

Pues que ha vuelto a casa despejado, CON MÁS ENERGÍA, con menos miedo, y con un cansancio diferente...

Y cuando parece que vuelve igual, nunca es del todo lo mismo porque a la vuelta

Su ACTITUD ya es otra...

Quizás no ha solucionado nada, pero su manera de interpretar las cosas después del paseo es más ligera.

Por eso es buen momento para que Roberto tome nota y aprenda de su experiencia. Ha merecido la pena.

Y tú... ¿has probado a Relativizar saliendo a pasear, o tienes otra manera mejor?

Si es así no te lo quedes para tí solo/a y ¡cuéntanos tu truco!

¿Sabes por qué no se cumple lo que esperas cuando te enamoras?

Descubre cómo mantener a raya tus expectativas acerca de tu pareja y de lo que hay entre vosotros, y consigue ser más realista sin perder ni una pizca de ilusión.

Mercedes Cobo     Política de Privacidad      Contacto

Copyright © 2017- Todos los derechos reservados- Nº de colegiada M-23793